Para una atención inmediata llamenos: +34 (954) 52-33-77

Reciclar para cambiar vidas

“Reciclar para cambiar vidas”, el programa de orientación e inserción socio-laboral de Ecoembes

 

Visite la noticia original en la web de Ecoembes

 

El programa de inserción socio-laboral de Ecoembes, “Reciclar para cambiar vidas”, ha formado ya a más de 3.000 personas en riesgo de exclusión en la gestión y tratamiento de residuos. De estas, más de 180 han realizado prácticas en empresas del sector del reciclaje y los residuos y más de 200 han conseguido un puesto de trabajo y parte de nuestro objetivo de fomentar el empleo inclusivo.

Una de ellas es Francisco Aguilera, un sevillano de 34 años que desde el Centro de Inserción Social decidió apostar por una vía profesional en el mundo del reciclaje. En el marco de este proyecto con la colaboración del programa Incorpora de la Fundación Obra Social ‘la Caixa’, su red de entidades sociales y las empresas adheridas a la red de “Reciclar para cambiar vidas”, Francisco Aguilera recibió formación técnica y especializada en el manejo de residuos y, más adelante, se incorporó a una planta de reciclaje de residuos de envases de plástico en Sevilla, gestionada por la empresa Condaplast.

Allí, Francisco Aguilera se dedica a separar los envases de diferente material plástico del resto de residuos. Está contento, recalca, y “agradecido por esta oportunidad que ha cambiado mi vida por completo”. De todo lo que ha adquirido en este tiempo desde que comenzó en su nuevo trabajo, destaca “la madurez”. No solo su día a día ha cambiado, señala, sino también “la forma en que miro las cosas”. Ahora lo hace con visión de futuro. Y es que, para Francisco Aguilera, el reciclaje es precisamente eso, “el futuro”. Dice sentirse reconocido por la empresa que le ha contratado y espera seguir trabajando en este sector pero, por otro lado, querría probar otras cosas y crecer profesionalmente. “Aspiro a más”, asevera.

“Personas como Francisco son un claro ejemplo de superación”, valora Francisco Javier García-Tristán Quesada, responsable de Producción, Calidad y Medio Ambiente de Condaplast. “Esto es muy importante a nivel de organización, ya que muestra a otros muchos profesionales de nuestra empresa, que estas personas con su esfuerzo y ganas de seguir adelante superan todos los problemas siendo además muy buenos trabajadores. Esto nos hace ver que nuestra implicación es fundamental para que las segundas oportunidades existan”.

En Condaplast también están contentos con las capacidades que ha adquirido Francisco Aguilera antes de incorporarse: “cuando se incorporó a su actual puesto de trabajo apreciamos que sus conocimientos sobre el sector de los residuos y el reciclaje eran altos, conocía bien los materiales y los procesos”.  Esto supuso una ventaja para Condaplast, aseguran, pues “en pocos días su rendimiento era el de una persona que normalmente lleva más tiempo trabajando” y agregan que “otro añadido es que estas personas están concienciadas con el reciclaje y el medioambiente”.

Condaplast se unió al proyecto ‘Reciclar para cambiar vidas’ cuando lo conocieron. “Lo vimos claro, el proyecto cuadra con los valores de nuestra empresa, pues en Condaplast estamos concienciados con los problemas de exclusión social y creemos y apostamos por la inclusión”, señala Francisco Javier. Califican su experiencia como “muy buena”, y destacan entre las cualidades de la iniciativa los servicios de intermediación laboral, “muy útiles” al facilitarles en gran medida los procesos de selección de personal. Además, señalan que la coordinación con los técnicos del programa Incorpora de Obra Social ‘la Caixa’ es “sencilla” y “la respuesta que obtenemos por su parte ante nuestras necesidades es rápida”.

Así pues, animan a otras empresas a participar en el programa: “Hemos encontrado personas con unos altos valores personales y de superación. Algunos de ellos ya forman parte de la familia Condaplast y esperamos que por mucho tiempo.”